Saltear al contenido principal
Smart Solutions for Smart Grids

Faltando un mes para el inicio de los Juegos Olímpicos, Brasil terminaba los preparativos para recibir más de 10 mil atletas, cerca de 25 mil periodistas y un gran número de hinchas y turistas de los más de 200 países filiados al Comité Olímpico Internacional (COI). Para que eso fuera posible, el país echó mano de millones de reales para invertir en una imponente y eficiente infraestructura, que contó con un nuevísimo sistema de distribución de energía eléctrica, siguiendo padrones internacionales y adoptando tecnología de punta para evitar apagones o cualquier problema: la tecnología de monitoreo predictivo de los sensores y software de Treetech.

En el primer semestre de 2014, la estatal Furnas, responsable por la generación y transmisión de energía de parte de la región sudeste, y Light, empresa privada que distribuye energía eléctrica en la ciudad de Rio de Janeiro, firmaron un acuerdo de accionistas para la construcción y administración de la Subestación (SE) Olímpica, destinada a abastecer el Parque Olímpico de la Barra, localizado en Barra da Tijuca.

medalhas_rio2016

Medallas de los Juegos Olímpicos
Foto: Rio 2016

Acompañando los números de personas involucradas en el evento, los números para la construcción de la SE Olímpica impresionan: son tres transformadores trifásicos de 145 kV con potencia de 40 MVA (megavoltios amperes), abrigados en un complejo de concreto con 14,5 metros de altura (contando el sótano), 81 de extensión y 26 de ancho. En total, fueron cerca de R$ 150 millones invertidos por el Ministerio de Minas y Energía para la construcción de la subestación, que tiene capacidad de proveer electricidad a un gran barrio, como Ipanema, que poseé 20 mil casas.

El total de 120 MVA de potencia es más que lo necesario para suplir la necesidad del Parque Olímpico, donde quedan ocho arenas deportivas, que concentran 16 de las 41 modalidades de los Juegos. La carga prevista durante la Olimpíada es de 80 MVA, no obstante, la estructura entrará en la red de distribución de energía eléctrica de la ciudad de Rio de Janeiro después del evento.

Y, para garantizar la confiabilidad de todo ese sistema, los responsables por la obra eligieron la tecnología de Treetech. Con una fachada que tiene el tamaño de un teléfono celular, los sensores que monitorean en tiempo real la temperatura, la tensión, la condición de los bushings y de la bolsa del tanque de expansión de los transformadores pueden no impactar por el tamaño, pero garantizan una sensible mejoría a la distribución.

Aliados y conectados al software Sigma4net, también desarrollado por Treetech y conectado en un servidor en la propia subestación, los pequeños sensores instalados en los paneles de los transformadores habilitan en la pantalla de una computadora – en tiempo real – todos los datos recolectados para análisis de especialistas prontos para detectar cualquier anomalía, caracterizando el monitoreo predictivo, que garantiza tiempo para que fallas graves sean evitadas.

parque_olimpico_barra_Gabriel-HeusiBrasil2016.gov

Vista del Parque Olímpico de la Barra – alimentado por la Subestación Olímpica. Photo: Gabriel Heusi/Brasil2016.gov.br.

Tensión en el aire y temperatura máxima solo en las arenas – sensores de monitoreo inteligente de Treetech garantizan tranquilidad en el suministro de energía

Tensión y temperatura son grandezas que, incorporadas al vocabulario deportivo, estarán en variación constante durante las competiciones. No puede ser así, sin embargo, en la subestación, más específicamente en el transformador, ya que sus valores deben estar estabilizados para garantizar el suministro seguro y continuado de energía de calidad.

Para monitorear tales dimensiones, los sensores Treetech AVR – para tensión, y TM1 – para temperatura, fueron seleccionados. Se juntan a ellos en el equipo de sensores el PI – que indica la posición del tap del conmutador; el BM – que mide la capacidad de aislamiento del bushing; el MBR – que verifica si hay rupturas o pérdidas en la membrana o bolsa del tanque de expansión; y el MO – que monitorea la presencia de agua en el aceite.

En total, serán 15 sensores (cinco en cada uno de los tres transformadores) en la SE Olímpica. Ellos estarán conectados entre sí por una red serial RS-485, que, a su vez, llega hasta un conversor para ethernet o fibra óptica. De esa manera, las informaciones son llevadas hasta un servidor y pueden ser leídas en cualquier computadora.

Volver arriba
×Close search
Buscar